UNA PROPUESTA DE LENGUAJE JURÍDICO CLARO PARA LA ARGENTINA

SUMARIO:  

                  Los estudios desarrollados a partir de los movimientos de simplificación, modernización o clarificación del lenguaje jurídico llevan por lo menos tres décadas en los países de habla inglesa (Reino Unido, Estados Unidos de América, Canadá -también en el área francófona de Quebec- y Australia) y en los europeos (Suecia, Francia, Bélgica, Italia, Portugal, Alemania, entre otros). Allí, los cambios implementados no solo fueron muy bien recibidos por ciudadanos o consumidores, sino también por la comunidad jurídica. En Suecia los juristas han aprendido a expresar razonamientos complejos de modo claro(1) y los jueces ingleses consideran el lenguaje claro más persuasivo que el lenguaje jurídico tradicional.(2)

En cambio, en los de habla hispana las modificaciones comenzaron con el nuevo siglo. España, con la Carta de Derechos de los Ciudadanos ante la Justicia y con el trabajo de la Comisión de Modernización del Lenguaje Jurídico; y en América, con proyectos de simplificación de resoluciones judiciales, concursos de sentencias en lenguaje claro o la inclusión de la materia Redacción Jurídica en algunas universidades (Chile), programas de lenguaje ciudadano (Uruguay, México y Colombia) y manuales o guías para la Administración Pública (México, Perú, Colombia).(3)

Nuestro país no es una excepción. Si bien los primeros pasos dados pueden parecer insuficientes, son auspiciosos. Necesitamos sumar esfuerzos desde y hacia varias direcciones para que ese cambio se afiance.

Este es el objetivo de la propuesta que presentamos en la conferencia "Lenguaje llano en tiempos modernos" (Plain language in modern times), organizada por la organización internacional Clarity, que se llevó a cabo en Montreal, Canadá, los días 25, 26 y 27/10/2018 y a la que asistieron más de quinientos especialistas de distintas partes del mundo (abogados, jueces, notarios, legisladores, asesores de bancos, compañías de seguros y financieras, expertos en lenguaje llano, en comunicación, en marketing y en recursos humanos, etc.).

Bajar archivos: