miscelaneas | Constitucional

LA CORTE FIJÓ POSTURA SOBRE LAS FUENTES PERIODÍSTICAS

La Corte Suprema de Justicia, por el voto unánime de sus miembros, ratificó que un medio periodístico es responsable cuando difunde una información falsa que causa daño a un tercero, si se cita "una fuente genérica o indeterminada".

Lo hizo al confirmar una condena contra el periodista Samuel "Chiche" Gelblung por daños y perjuicios por haber difundido en un programa de televisión información falsa vinculada al caso Fraticelli, el resonante caso del homicidio de una adolescente de 15 años que fue hallada muerta por asfixia, consignó el diario La Nación.

El 24 de mayo de 2000, en el marco del programa televisivo Memoria, conducido y producido por Gelblung, se presentó el informe periodístico cuestionado, en el que se vinculó al kinesiólogo Edgardo Héctor Martín con el homicidio que era objeto de investigación policial.

Allí, algunos miembros del equipo periodístico afirmaron, entre otras cosas, que para saber lo que había ocurrido se debía "recorrer los bares, los lugares comunes donde la gente se reúne y empezar a indagar: ¿quién fue?" y ayer, a las dos de la mañana, alguien dijo: 'El amante de la mujer'".

Los periodistas afirmaron que esa "línea de información" conducía a "un señor de apellido Martín", quien sería amante de la madre de la menor. Posteriormente, lo ubicaron en la escena del crimen. Por ello, Martín promovió una demanda reclamando por daños y perjuicios,

La Corte Suprema entendió que el medio demandado dejó de ser "un simple difusor de una información originada en una fuente distinta" y se transformó "en el autor de una información dañosa o agraviante". Así, el medio quedó fuera de la llamada doctrina de "Campillay".

Asimismo, consideró que no resultaba de aplicación al caso la protección de la doctrina de la "real malicia" por no tratarse de un funcionario público y que bastaba la simple culpa para atribuirles responsabilidad a los demandados.

La Corte recordó que los periodistas del informe no identificaron una fuente o hicieron un referencia genérica e indeterminada. Además, consideró que los periodistas hicieron propia la información y no utilizaron un lenguaje conjetural para referirse a Martín.