miscelaneas | Ambiental

DERECHO A UN AMBIENTE SANO: CONDENAN A PRODUCTOR Y COMPAÑÍA AÉREA POR FUMIGAR SOBRE UNA ESCUELA ENTRERRIANA

               La Justicia fijó una pena de año y 6 meses de prisión en suspenso; se los encontró culpables del delito de lesiones leves culposas y contaminación ambiental culposa.

              En lo que representa un fallo histórico dada la naturaleza del ilícito, el Tribunal Oral de Concepción del Uruguay condenó a un año y 6 meses de prisión -en suspenso- a los tres imputados por fumigar en cercanías del establecimiento escolar 44 de Colonia Santa Anita, en la provincia de Entre Ríos.

            Se trata del primer dictamen en la Argentina en torno a la protección sanitaria de docentes y alumnos rurales frente al uso irrestricto de agrotóxicos. Al mismo tiempo, se fijó la inhabilitación por un año para quien hizo efectiva la pulverización de forma aérea.

            De esta forma, la Justicia hizo lugar al pedido de la fiscalía de responsabilizar  al presidente de la empresa fumigadora de Villaguay Aero Litoral SA, Erminio Bernardo Rodríguez, al dueño del campo de arroz y maíz que contrató el servicio, José Mario Honecker, y al piloto que manejaba la aeronave, César Martín Visconti, por “lesiones leves culposas y contaminación ambiental culposa”, tras realizar pulverizaciones en los alrededores de la escuela en horario de clase.

            Desde el inicio de la causa, a Honecker se le acusó de haber contratado los servicios de Aero Litoral para el campo ubicado entre los kilómetros 7 y 11, de la zona rural de localidad de Santa Anita, con empleo de productos químicos calificados como residuos peligrosos por la ley nacional Nº 24.051.

            En el expediente figura que la labor de fumigación estuvo a cargo de César Martín Visconti, precisamente de Aero Litoral. La firma en cuestión estaba presidida por Erminio Rodríguez en el momento en que se llevó a cabo la aplicación de agrovenenos junto al establecimiento escolar.

            A la sentencia en cuestión se llega a partir de la denuncia presentada por la docente Mariela Leiva y desde la campaña “Paren de Fumigar las Escuelas”, encabezada por la filial Basavilbaso, seccional Uruguay de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER).

             Leiva denunció fumigaciones y haber sufrido contaminación con pesticidas mientras trabajaba en la Escuela 44 entre 2008 y 2017.

              El tribunal que hace instantes condenó a Honecker, Visconti y Rodríguez, estuvo conformado por los jueces Fabián López Mora, Mariano Martínez y Mariela Emilce Rojas.