miscelaneas | Consumidor

FALABELLA DEBERA ABONAR DAÑO MORAL

         Ante una situación de morosidad de una clienta, la empresa chilena inició un pleito "por cobro de pesos". Pero, según el fallo, no informó en tiempo y forma a la deudora    

         La tarjeta de crédito CMR Falabella fue condenada por la Justicia rosarina a pagarle a una clienta cerca de $150.000, entre capital e intereses, por el daño moral causado a una clienta.

           El pleito judicial se planteó cuando la empresa de capitales chilenos comenzó a emitir resúmenes con un supuesto cargo impago del año 1999. En el 2005, Falabella decidió iniciarle a la titular del "plástico" un juicio por cobro de pesos.

         En ese expediente judicial, la persona demandada figuraba con un domicilio laboral en la ciudad bonaerense Martínez. Ese dato impidió que la mujer demandada tomara conocimiento de su situación de morosa, según expuso en su descargo.

         Lo cierto es que años después, su empleador en Rosario le comunicó de un embargo judicial que pesaba sobre su sueldo.

         A partir de ese problema, la mujer inició una demanda contra CMR Falabella y la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe declaró nulo el proceso.

Fue informada a la base de datos de deudores con riesgo crediticio del Banco Central.

        La mujer sostuvo que el proceso judicial le causó perjuicios tanto personales como familiares, la privó del acceso al crédito y le generó angustia en su ambiente de trabajo.

        En la resolución conocida hoy, el juez en lo Civil y Comercial Edgardo Bonomelli concluyó que existió un "obrar negligente" de CMR Falabella que causó perjuicio a la usuaria.

        El magistrado agregó que "frente la comprobación de bienes jurídicos que han sido lesionados, como la confianza, la credibilidad y la buena fe, no cabe duda que repercutió tanto en la paz interior como en el honor de la persona".