SERVICIO DE FACILITADORES EN LA PROVINCIA DE FORMOSA

PROMUEVEN LA PARTICIPACION CIUDADANA

Se realizó una charla informativa en la Escuela Judicial con la participación de integrantes del Programa Interamericano de Facilitadores de la OEA.

Especialistas de la OEA y magistrados y funcionarios judiciales destacaron las bondades que tiene el Programa Interamericano de Facilitadores Judiciales que el Poder Judicial de Formosa está próximo a implementar en nuestra provincia, y coincidieron en señalar que este servicio cada vez más expandido a nivel continental, "disminuye la brecha de acceso a Justicia, pero fundamentalmente acerca la Justicia a la gente, descomprime los tribunales y promueve la participación ciudadana"

En el sexto piso del Edificio de Tribunales tuvo lugar reciéntemente una importante reunión informativa sobre el programa de facilitadores judiciales, que contó con la participación del presidente del Superior Tribunal de Justicia, Guillermo Horacio Alucín, el ministro Eduardo Manuel Hang, el procurador General Sergio Rolando López, jueces de Paz de las tres Circunscripciones, delegados vecinales, jueces de Paz, funcionarios policiales y público en general.

La jornada de capacitación estuvo a cargo de Ennio Arguelo Silva, gerente en Paraguay del Programa Interamericano de Facilitadores Judiciales, dependiente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y de los integrantes del Servicio de Facilitadores Judiciales de la OEA, Edgar Mendoza y Gustavo Falcón.

También asistieron al encuentro facilitadores judiciales diplomados del Poder Judicial de Formosa y un grupo de facilitadores de Corrientes, mediadores e integrantes del Centro de Resolución Alternativa de Conflictos, quienes relataron su experiencia en la provincia mesopotámica e intercambiaron opiniones con los especialistas presentes.

Al hablar en la apertura del evento, el doctor Alucín agradeció y valoró la presencia de los ilustres visitantes y del nutrido auditorio conformado por magistrados y funcionarios judiciales, y recordó que Justicia no es solo un poder del Estado sino que esencialmente es un servicio, razón por la cual consideró necesario tomar conciencia y cabal conocimiento que el programa de facilitadores judiciales es "esencialmente un servicio, un servicio voluntario, desinteresado que se realiza con el solo fin de sentirse satisfecho de brindar un servicio sin esperar nada a cambio", destacó.

El magistrado se mostró muy optimista de cara a la inminente implementación de este programa en el ámbito del Poder Judicial de Formosa, y dijo estar convencido que tanto en nuestra provincia, como en el país y en el mundo "hay gente que  quiere servir y prestar un servicio por el solo hecho de servir, sin esperar nada a cambio más que el reconocimiento y la satisfacción que significa servir al prójimo, servir a una persona que tiene problemas, que están en conflicto o atravesando una situación personal o familiar desfavorable".

En este contexto, dijo que había que buscar la manera de acercar la Justicia a la gente, no solo porque es un derecho humano esencial, sino porque es un servicio público, y recordó que sabiamente el ministro Eduardo Hang  había manifestado de que sirve que se habiliten 20 o 200 juzgados, si no hay certeza de que la gente va a concurrir. "Por eso estamos poniendo en marcha todas estas inquietudes, todos estos deseos y sobre todo el de servir a la comunidad, al prójimo, que es lo nos alientan a concretar este proyecto o programa", enfatizó.

Asimismo, alertó que en el camino de concreción de esta iniciativa aparecerán obstáculos y problemas, pero frente a esto exhortó a seguir por la misma senda sin desviar el horizonte que es servir a la comunidad. "Y si el servir significa alegría con más satisfacción todavía, porque una comunidad alegre no va a permitir jamás que se deje de solucionar un problema o ayudar a alguien", remarcó.

Ennio Arguello Silva, principal referente del programa en la región, precisó que en la actualidad los países que cuentan con facilitadores judiciales son Nicaragua, Paraguay, Panamá, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Guatemala, como así también la provincia de Corrientes, siendo más de 12.500 voluntarios los que trabajan dentro del programa.

El funcionario de la OEA habló en la jornada de capacitación realizada en la Escuela Judicial y, tras hacer una breve reseña sobre los orígenes de este novedoso servicio que comenzó en su país natal de Nicaragua en la década del 90 en medio de una cruenta guerra interna, destacó el rol comunitario que cumple el facilitador judicial, al ubicarse en el centro de los cuatro pilares que sostienen el accionar de la OEA: democracia, seguridad, derechos humanos y desarrollo.

Ennio Arguello explicó que el programa interamericano de facilitadores se basa fundamentalmente en el acompañamiento y la asistencia técnica a jueces de paz y operadores que tendrán a su cargo la capacitación y el seguimiento de los futuros facilitadores judiciales.

Por otra parte, dijo que este servicio voluntario tiene directa incidencia en el mejoramiento del sistema judicial, toda vez que disminuye la brecha existente en términos de acceso a justicia que se da en muchos casos por el miedo que tiene la gente a concurrir a los tribunales, pero fundamentalmente, "acerca la Justicia a la gente, otorgando seguridad y confianza, a la vez de descongestionar los juzgados", remarcó.

Asimismo, destacó que el facilitador judicial también promueve la participación de la ciudadanía a través de su gestión y el servicio en sí mismo produce impactos muy positivos en el sistema judicial, tal como muestran las estadísticas sobre asesoramientos, acompañamientos, mediación, trámites orientados y remitidos.

"Sirven de voz de la gente creando una cultura cívico jurídica entre la población que al estar mas informada y educada conoce mejor sus derechos y obligaciones", resaltó Ennio Arguello Silva, indicando que este proyecto es plausible de concreción con participación voluntaria ciudadana y voluntad institucional.