miscelaneas | Editorial

TODO TIEMPO FUTURO PUEDE SER MEJOR SI LO PENSAMOS EN EQUIPO. Juicio por Jurados en Procesos Civiles.

          

Por  Florencia Marina Angeletti - Directora de Pensamiento Civil.

            Fin de año, uno llega con la última rayita de la batería cerebral por quemar, sin embargo y tal vez por ser el leitmotiv de mi  vida es imposible no vislumbrar proyectos para el año entrante, motivados en la ilusoria frase de que “lo mejor está por venir”.  Mitos o verdades la cuestión es que Pensamiento Civil se entusiasma con la idea de teatralizar a través de simulacros, “juicios civiles por jurados populares”...guauu!!...doble Guauuuu!!.

           La sociedad sigue reclamando transparentar las decisiones judiciales, las gestiones administrativas, el proceso de creación de leyes. El juicio por jurado en el fuero penal ha aportado en esa dirección, tan solo basta con ver las estadísticas y la opinión directa de los integrantes activos de esos jurados.

           Es más, creo fervientemente y así lo creí cuando participe de los simulacros penales, dos años antes de que se convirtiera en ley, que la participación de más sectores de la sociedad, con información, experiencias y perspectivas diferentes, crea una sociedad distinta que se  involucra desde un lugar creativo del sistema estatal y no tan solo desde una perspectiva crítica.-  

            No es novedad, decir que  nuestro sistema de justicia se encuentra atravesando una fuerte crisis de legitimidad, ya sea por desconfianza generalizada en sus instituciones y/o en el funcionamiento interno del sistema; desde el fuero penal la ley de enjuiciamiento por sistema de jurados vino a reponer esta falla jurisdiccional en relación con la sociedad.

             Pues bien y si seguimos desarrollando la idea para extenderlo a los derechos colectivos,  al medio ambiente?. No somos todos parte de esos derechos tan protegidos Constitucionalmente desde el año 1994?...no sería optimo, integrarnos para garantizarlos?

           El sentido estaría dado por poder someter a debate frente a un jurado popular, situaciones de índole colectiva; rápidamente las primeras imágenes que se vierten en mis pensamientos son las cuestiones ambientales por ser estas casi básicas para sustentar la vida que pretendemos llevar adelante, propia y de generaciones futuras (frase que sonaba “cliché” pero dicho de otro modo habla  de nuestros hijos, y creo que a corto plazo  porque los daños en el ecosistema ya son más que evidentes)  

           Para ejemplificar con otro tema que estuvo en el tapate en 2016,  el famoso “tarifazo” que hubiese sido litigado entre “Unión vecinal de consumidores” (aclaro que estoy inventando litigantes) contra Estado Nacional sobre acción de amparo. Primero no sometemos la cuestión a un juez de turno que responda o todo lo contrario al gobierno de turno.  Segunda cuestión relevante, le damos la soberanía de juzgamiento al pueblo a través de un jurado popular el cual no por ser “consumidor” estará vedado de decisión basada en la prueba que se esgrima en el proceso porque viéndolo desde esa misma óptica, el juez también es un consumidor.

           Simplemente es más legítimo, democrático y justo que decisiones como la que este año vivimos e incluso “muchos decidieron” según el clamor y presión de los “medios masivos de comunicación” sea resuelto por los mismos ciudadanos.  

           Y va mi respuesta para el que rápidamente haya reflexionado “pero en tema tarifazos, con un jurado popular ganaría la unión vecinal de consumidores por el NO AUMENTO de las tarifas. Y ahí radica, lo que interpreto erróneo. Cuando se proyectaba y propulsaba la ley de jurados en el fuero penal la respuesta fácil y presumible era “todos van a ser condenados” (inclusive les confieso que en algún momento lo pensé), la realidad nos demostró que no fue así, que cada caso fue juzgado según las pruebas demostradas y así llegaron absoluciones y condenas por mitades iguales (aunque las absoluciones fueron más numerosas). El mismo resultado  supondría para el ejemplo dado, mientras el Estado en el proceso tuviera argumentos fundados para el incremento tarifario, un plan de aumento progresivo acorde al aumento inflacionario, etc; mientras demostrara que su decisión política tiene sustento probatorio.

            De hecho  existieron opiniones populares (sin ideología tendenciosa, políticamente hablando) que justificaban el  aumento tarifario debido a que estas estaban siendo muy bajas en comparación con el nivel de vida, algunos otros individuos también proclamaban por los medios que aumentaran pero acorde a la inflación o de forma progresiva y/o queriendo saber si parte de ese aumento se proyectaría en obras que mejoraran determinado servicio. Este párrafo lo cito justamente para demostrar que existe diversidad popular de opiniones basadas en “sana critica” o “sentido común popular”, como me gusta referirlo.

            Para finalizar, insisto y me entusiasmo con la idea de que un jurado popular decida en cuestiones de incidencia colectiva (al menos para comenzar pensando la idea); el pueblo argentino está preparado para juzgar a sus pares, a los funcionarios públicos elegidos por su propio voto (materia pendiente por la cual debemos bregar) y más aún por los derechos garantidos en nuestra  Constitución Nacional de interés general….tal vez esta sea la forma correcta de empezar a dejar de jugar como “singles” en esta sociedad para jugar (juzgarla) en “equipo”.

                                                                                                                      Les deseo, excelente semana ¡!